Zukotips

Tips para ahorrar en fiestas infantiles

Tips para ahorrar en fiestas infantiles

Organizar la fiesta de tus hijos puede ser una tarea laboriosa y costosa, ya que se requiere de diversos adornos, alimentos, y entretenimiento como música, payasos o magos. Pero te traemos algunos tips para que tu próxima fiesta infantil la organices con más facilidad y con costos accesibles.

El lugar. Sin duda la renta del lugar es donde más puedes ahorrar. Considera si es necesario que rentes un salón de fiestas, ese dinero lo puedes invertir en alimentos o entretenimiento para la fiesta. Recuerda que los niños se divierten en cualquier lugar, así que la fiesta la puedes organizar en tu casa.

Desechables. Otra fuga de dinero son los desechables, además de que contaminamos con todos los platos y vasos que al final se tiran a la basura. Mejor invierte en una vajilla de plástico que puedas lavar y reutilizar en más fiestas.

El pastel. En lugar de comprar un pastel puedes optar por hacerlo tu mismo, incluso con ayuda de tu familia. Además de ahorrar pasan un momento divertido en familia.

Invitados. Uno de los aspectos más importantes dentro de los costos de la fiesta es el número de invitados, de eso dependerá la cantidad de comida, dulces y espacio. Considera si la fiesta sería solo para niños o también para los padres.

Invitaciones. Puedes ahorrar otro poquito con invitaciones digitales. Incluso intenta hacer el diseño tu mismo en alguna plataforma de diseño por internet, y mandarlas por mail o whatsapp.

Decoración. Busca una decoración sencilla y creativa. Globos y serpentinas es lo clásico e imprescindible.

Recuerdos. No es necesario que regales recuerdos muy elaborados o costosos, al final los niños siempre esperan los dulces. Escoge una buena selección de 5 golosinas y una bolsa de celofan con confeti siempre funciona.

Juegos. Es muy divertido recurrir a juegos clásicos como ponerle la cola al burro, las sillas, buscar el tesoro, carreritas o romper la piñata.

Finalmente recuerda que lo más importante es la diversión de los niños, todo el tiempo estarán jugando y se fijarán muy poco en la comida y los adornos que ofrece el lugar.