Zukotips

Mantén tu ropa blanca.

Mantén tu ropa blanca.

La ropa blanca luce increíble y combina con todo, sin embargo, es todo un arte mantenerla en buen estado. Quitar las manchas en ella parece imposibles, pero no te preocupe más, ¡si es posible! para ello te comparto estos sencillos consejos, ¡quedará como nueva!

Empecemos por el lavado, es fundamental tener cuidado a la hora de lavar la ropa blanca:

a. Separa de forma correcta la ropa. Los colores pastel o colores grises no son blanco. En nuestra selección de ropa debe ir exclusivamente blanca. Los colores pasteles o grises deben ir destinados a una tanda de colores claros.

b. Es importante prestar especial atención al tejido que estamos lavando y revisar las instrucciones de la prenda, de este modo lograremos conservar la ropa en buen estado durante el mayor tiempo posible.

c. Usa agua fría, en lugar de agua caliente en el prelavado, el blanco quedará más brillante. Intenta lavar tu ropa de esta manera, ya que además de cuidar tus prendas, cuidas el medio ambiente.

d. En lugar de usar blanqueador químico que puede dejarla con un tono amarillento utiliza bicarbonato de sodio. Retomará su tono blanco. (Este truco puede ser usado tanto en ropa blanca como en ropa de color.)

e. Agrega media taza de polvo para hornear en tu ropa blanca, luego del detergente en el prelavado.

f. En caso de las manchas es importarle lavarlas lo antes posible, este truco es básico, si no tratamos de eliminar las manchas en cuanto llegan a la ropa, tendremos dificultades más tarde cuando nos toque poner la lavadora. Incluso algunas manchas podrían no eliminarse jamás, estropeando para siempre tus prendas.

g. Los consejos de las abuelas siempre son una gran opción: El limón es un potente blanqueador, poner la ropa a remojo con el jugo de un limón o dos (en función de la cantidad de ropa que tengamos) ayuda a blanquear las prendas. También podemos meter en la lavadora medio limón dentro de un calcetín para lograr un efecto similar. Otros elementos que ayudan a blanquear la ropa, aunque resultan más fuertes para las prendas delicadas, son: el agua oxigenada, el amoníaco, el vinagre y el bicarbonato. Podemos utilizar la misma técnica, poner la ropa a remojo con alguno de estos componentes, o agregarlos al cajetín de nuestra lavadora, siempre teniendo precaución con las cantidades que utilizamos.

¿Tienes algún truco para mantener el blanco de tu ropa? Compártelo en los comentarios.