Zukotips

Leer para crecer

Leer para crecer

La comprensión lectora es la puerta a un mundo lleno de posibilidades. Mucho se ha dicho y estudiado sobre los beneficios de la lectura, si introduces a un bebé a ese mundo mágico, le darás una herramienta invaluable para aprender, discernir, progresar y sobresalir en su ámbito escolar y en el profesional: esos son los alcances.

Si tú no tienes este hábito, la llegada de un nuevo integrante a la familia es el pretexto ideal para empezarlo. Busca un libro adecuado para ti, asesórate con los expertos en las librerías. El material debe permitir la manipulación por parte del pequeño, incluso permítele que se lo lleve a la boca (con las debidas medidas higiénicas), recuerda que los chiquitines reconocen a través de sus sentidos.

Estos son algunos consejos para que la familia completa disfrute la lectura:

1. Si mamá o papá están cansados, el efecto será contraproducente, por eso, te recomendamos que te relajes.

2. Evita las distracciones.

3. Invita a los demás miembros de la familia a escuchar la historia.

4. Siéntate en un lugar donde ambos estén cómodos.

5. Rodéalo con tus brazos.

6. Sostén el cuento a la altura de los ojos del niño para que vea las imágenes conforme escucha la narración.

7. Actúa, haz voces, disfruta la obra para que tu hijo, sobrino, ahijado, lo perciba.

8. Establece una rutina de lectura: diez minutos diarios, media hora cada tercer día, etcétera.

9. Sé constante: ese es un ejemplo que definirá la relación del niño con su entorno.

10. Lleva al infante a las funciones de cuentacuentos que ofrecen algunas librerías.

El contacto físico con tu bebé crea un vínculo para toda la vida. Convierte las sesiones de lectura en un entretenimiento familiar, esto crea recuerdos agradables para todos y será una actividad esperada.

Si estableces un programa, desarrollarás hábitos positivos para el futuro estudiante/profesionista y le habrás dado el instrumento que le facilitará: Leer para crecer.