Zukotips

Crea un caleidoscopio casero

Crea un caleidoscopio casero

El caleidoscopio es un instrumento de ilusión óptica inventado por los antiguos egipcios. El artificio crea patrones de luces colores y formas con las que puedes apreciar ilusiones figurativas generada con la reflexión de la luz y el movimiento del instrumento. La palabra tiene su origen griego: “kalos”, que significa bello; “eidos”, que significa forma; y “scopeo”, que significa observar.

¡Ahora te daremos los pasos para que crees el tuyo!

El material que necesitas es un tubo preferentemente de cartón, como la base de las servilletas de papel. 3 espejos del mismo tamaño y aproximadamente del largo del tubo de cartón. 2 círculos de acetato del mismo diámetro del tubo o papel vegetal. 1 círculo del mismo diámetro y material del tubo con una perforación en el centro de aproximadamente 1 cm. Pegamento o silicón, cinta adhesiva y papel de colores.

1. Une los 3 espejos para formar un prisma triangular y pégalos con cinta adhesiva (la cara reflejante debe quedar hacia dentro).

2. Introduce el prisma dentro del tubo y cubre un extremo con papel vegetal o pega el círculo de acetato.

3. Recorta el papel de colores en trozos pequeños e introdúcelos dentro del prisma, también puedes agregar otros materiales como chaquiras, lentejuelas, purpurina o confeti.

4. El otro extremo del tubo también cúbrelo con papel vegetal o el círculo de acetato.

5. Finalmente pega el círculo de cartón con el orificio del centro en uno de los extremos del tubo.

¡Y listo! Ya tienes tu propio caleidoscopio, mira a través del orificio y disfruta de la ilusión óptica del caleidoscopio.